Tequila-Patron-Reposado.png.png

Historia

Patrón surgió en 1989 con la intención de elaborar un tequila Premium, y en estos años de crecimiento conserva detalles artesanales que le otorgan esa esencia cosmopolita y a la vez tradicional. Su maestro tequilero es Francisco Alcaraz, quien junto con su equipo crean destilados de personalidades distintas, muy cotidianas o verdaderas experiencias de lujo, es producida en México y vendida en botellas sopladas a mano y enumeradas individualmente.

Hecho totalmente de agave azul, se produce en cinco versiones: Silver, Añejo, Reposado, Gran Patrón Platinum y Gran Patrón Burdeos.

En la destilería comienzan con la cocción de las piñas en hornos de ladrillo. Luego, se aplastan con una rueda tahona de piedra volcánica, que pesa dos toneladas, y un molino de cilindros. La mezcla que surge se fermenta durante tres días en depósitos de madera, se destila en tanques de acero y, para la producción de los tequilas añejos, se coloca en barriles artesanales. Se añeja durante un mínimo de dos meses y hasta siete años en el caso del Añejo 7 Años.

Después la bebida se embotella de forma mecánica y las etiquetas son numeradas y colocadas manualmente. Todo el proceso de elaboración del tequila se lleva a cabo en la Hacienda Patrón, donde trabaja un gran equipo de mexicanos originarios de los poblados cercanos.

WhatsApp%20Image%202020-10-27%20at%2012.